Pagar con Waylet en las estaciones de servicio Repsol

Aunque actualmente, la mayoría de los pagos en las gasolineras asociadas se realizan mediante ticket físico, hay usuarios que comienzan a usar otros sistemas que no generan un ticket en papel.

Para poder sumar tus compras de carburante en las estaciones Zoilo Rios abonadas a través de la aplicación Waylet de Repsol, sigue los siguientes pasos:

1. Una vez que has pagado con Waylet , ve a tus “Movimientos” en la sección “Cuenta”

2. Entra en “Transacciones”

3. Busca el pago realizado en la gasolinera Zoilo Rios y toca en “Ver ticket”

4. Comparte el ticket por email

5. Envíalo usando tu aplicación de correo favorita a validacion@compraspensumo.com

PensumoPagar con Waylet en las estaciones de servicio Repsol
read more

El día internacional de ahorro

Alrededor de esta fecha (31/10) las entidades financieras nos intentan aleccionar sobre la importancia de la educación financiera y de ejercitar hábitos que nos permitan tomar decisiones económicas importantes -firmar una hipoteca, solicitar un préstamo-, u otras mas triviales, con cierto criterio.

Pero fijaremos hoy la atención, en alrededor del 40% de la población española que no puede ahorrar.

La fórmula usada por Keynes:  Ahorro=Renta-Consumo, no tiene sentido para las rentas mínimas porque se agotan mes a mes tan solo con el consumo básico. Para este numeroso grupo de gente, este “Día del Ahorro” resulta bastante inútil y según para quien, ofensivo.

Las políticas sociales públicas se centran en procurar a esas clases desfavorecidas, aumentos de la renta a través de subsidios, ayudas, pensiones… que siempre son insuficientes y tienen el riesgo de ser mal concedidas/gestionadas pudiendo convertir un gasto social necesario en un despilfarro público.

En Pensumo desde 2013, proponemos una solución de Ahorro desde el punto de vista del Consumo: Dado que el consumo es imprescindible para cualquier humano, retornemos un porcentaje de ahorro al individuo cada vez que consume. De esta forma, la ecuación “Ahorro=Renta-Consumo” siempre será positiva, si hay consumo, siempre habrá ahorro. Es la Pensión por Consumo. En España, lo venimos ensayando desde el ámbito privado empresarial apoyados por la Comisión Europea a través de su programa de innovación H2020. Y con ese objetivo desarrollamos herramientas TIC midiendo los resultados de estas experiencias. Tenemos datos muy interesantes que materializan en el Mercado real, las teorías de consumo conductual del Nobel de Economía Thaler.

Algunos expertos del ahorro, comienzan a denominar “Cuarto pilar de las pensiones” a los productos de ahorro asociado al consumo. Ahí entraría la pensión por consumo y otros modelos mecanizados de micro-aportaciones periódicas como redondeos al alza por compra vinculados a una tarjeta de pago. Pero en estos casos el paganini es el consumidor, no un tercero como lo es en la pensión por consumo.

Si queremos un modelo de ahorro “universal” asociado al consumo, se necesita la implicación del Estado. En Perú, existe un proyecto de Ley denominado “Pensión complementaria por Consumo”, en el que se detraerán dos puntos del Impuesto de Ventas (semejante a nuestro IVA), a cada ciudadano que solicite una factura (para disminuir la economía sumergida). Esos dos puntos, se acumulan nominalmente en un Fondo de Inversión privado que gestionarán las principales aseguradoras del país. ¿Por qué eso es implanteable en España? Nuestro sistema de pensiones solidario nos lastra no solo con el gigantesco déficit generado, sino que impide soluciones gubernamentales reguladas. Nadie se atreve a instaurar un modelo complementario al actual, universal, gratuito y garantizado individualmente. Nos hemos atascado en la “Redistribución de riqueza” del siglo XX, cuando tocaría pasar ya  “Predistribución de riqueza”.

Seamos realistas, nuestro Estado tan manirroto desde hace tantos años no otorga importancia alguna al concepto de ahorro, porque nunca lo ha practicado ni lo hará. Lo fácil al llegar al poder, es endeudarse, es pólvora del rey, barra libre este trimestre y al que viene el BEI dirá. Con esos planteamientos tan poco aleccionadores, es difícil que cualquier ciudadano sienta el convencimiento de ahorrar. Nuestro Estado del Bienestar va a llegar a ser tan provisional como nuestra maltratada cuenta corriente.

José Luis OrósEl día internacional de ahorro
read more

Ahorrar para la jubilación consumiendo, la propuesta de Pensumo

Expertos en Pensiones, el boletín digital editado por el Consejo General de Colegios de habilitados en Clases Pasivas, dedica en su edición de Mayo-Agosto de 2019 un reportaje sobre PENSUMO. En él se hace referencia a nuevas formas de ahorro que invitan a tomar conciencia de ello, y a ofrecer a los clientes la posibilidad de transformar determinados recursos en una renta futura a través del uso de las tecnologías.

Descargar PDF: Expertos en Pensiones

PensumoAhorrar para la jubilación consumiendo, la propuesta de Pensumo
read more

Pensumo se suma a la campaña #aliadosdelosODS

Pensumo se suma a la campaña #aliadosdelosODS promovida por la Red Española del Pacto Mundial

  • El objetivo de la campaña #aliadosdelosODS es actuar como altavoz para conseguir un efecto multiplicador y que se conozca y trabaje la Agenda 2030.
  • La gestión corporativa basada en los ODS crea nuevas oportunidades de negocio, mejora la relación con los grupos de interés y promueve la innovación.

Con motivo del 4º aniversario de la aprobación de la Agenda 2030 con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Pensumo se une a la campaña #aliadosdelosODS para trabajar la difusión de estos Objetivos de las Naciones Unidas, en colaboración con la Red Española del Pacto Mundial, iniciativa a la que pertenece. El objetivo es contribuir a que, desde su propio compromiso de actuación con los ODS, actuar como altavoz y conseguir un efecto multiplicador para que se conozcan y trabajen.

El 01 de agosto de 2019 Pensumo se adhirió a la iniciativa UN Global Compact, la mayor iniciativa mundial en sostenibilidad. Desde la aprobación de la Agenda 2030 en 2015, además de su apuesta por impulsar los Diez Principios, ha trabajado en alinear su gestión corporativa con los ODS, donde encuentra nuevas oportunidades de negocio, mejora la relación con sus grupos de interés y promueve la innovación.

En este sentido, Pensumo ha establecido una serie de compromisos y buenas prácticas alineadas con su estrategia. Entre éstas, destacan el canal de información creado en Facebook para comunicar y educar en los ODS (ODS17). Campañas de reciclaje de cara al usuario para poder ahorrar y cuidar del medio ambiente por medio de una APP gratuita (ODS11 y 13). Incentivar la vida sana y el deporte recompensado de forma monetaria los kilómetros recorridos en entrenamientos y carreras (ODS3). Incentivar la seguridad vial teniendo todos los puntos del carnet y la utilización de la bicicleta como transporte limpio con el mismo tipo de campañas monetarias (ODS11 y 9). Crear el concepto de pensión por consumo para crear una inclusión financiera para todos (ODS8 Y 10).

La iniciativa #aliadosdelosODS se articula como una campaña de comunicación coordinada por la Red Española del Pacto Mundial. Se lanza coincidiendo con el cuarto aniversario de la aprobación de la Agenda 2030 el 25 de septiembre de 2015, mientras Naciones Unidas celebra un gran evento internacional para revisar los logros de estos cuatro años y lanzar nuevas iniciativas.

Con este tipo de acciones, la Red Española del Pacto Mundial y sus organizaciones miembros, buscan asimismo contribuir al objetivo de país establecido por el Alto Comisionado para la Agenda 2030 dependiente de la Presidencia del Gobierno, de que toda la ciudadanía conozca los ODS en el año 2020.

Impulsando la contribución de las empresas al desarrollo sostenible

Hace ya cuatro años que la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), por unanimidad de los 193 Estados participantes, entre ellos España. “No dejar a nadie atrás” es el eje del acuerdo. Los ODS proponen acabar con la pobreza y el hambre, reducir las desigualdades y abordar retos urgentes como el cambio climático.

Para alcanzar tan ambiciosa Agenda se acordó la necesaria participación de todos: los gobiernos, las empresas, la sociedad civil y los ciudadanos de todo el mundo. Su fuerza proviene del carácter universal del acuerdo y de la ambición de sus 169 metas. Lograrlas requiere un esfuerzo sin precedentes, por parte de todos los sectores de la sociedad; y las empresas tienen un papel muy importante que desempeñar en este propósito. Conseguir los ODS exige combinar el empuje del sector público, de las empresas, de los inversores y de la sociedad civil.

Por primera vez Naciones Unidas reconoce a las empresas como un agente fundamental para la consecución de sus Objetivos globales: “La actividad empresarial, la inversión y la innovación privadas son los grandes motores de la productividad, del crecimiento económico inclusivo y de la creación de empleo … Exhortamos a todas las empresas a emplear la innovación y su creatividad, para resolver los problemas relacionados con el desarrollo sostenible”, han declarado desde el organismo internacional.

La Red Española del Pacto Mundial

El Pacto Mundial de Naciones Unidas (UN Global Compact) es una iniciativa internacional cuya misión es generar un movimiento internacional de empresas sostenibles para crear el mundo que queremos. Su fortaleza radica en una capacidad inigualable para unir empresas con otros actores que trabajan para promover el desarrollo sostenible: gobiernos, sociedad civil y las Naciones Unidas. Con más de 12.500 entidades adheridas en más de 160 países, es la mayor iniciativa de responsabilidad social empresarial en el mundo. Además, cuenta con el mandato de la ONU para promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el sector privado.

El Pacto Mundial de Naciones Unidas opera en España a través de la Red Española desde 2004. Es la red local con más firmantes y se posiciona a la cabeza de las diferentes redes de UN Global Compact a nivel mundial. Actualmente cuenta con 1.542 entidades adheridas, de las cuales 669 son socios.

PensumoPensumo se suma a la campaña #aliadosdelosODS
read more

Tecnopensiones

Las pensiones, tal y como las conocemos hoy tienen los días contados. Esto no quiere decir, que no vaya a existir prestación pública para la vejez, pero ni la pirámide demográfica es la misma que cuando se concibió el sistema, ni las personas tienen las mismas necesidades, ni el entorno económico y social tiene nada que ver.

Fundamentalmente, por la gigantesca deuda pública acumulada durante los últimos veinte años, que es una bomba de relojería de la que nadie quiere hablar pero que no por ello va a dejar de estallar y dejará tras de sí un balance enorme de víctimas despensionadas y exasperadas contra los políticos (de todos los partidos) que tan penosamente han gestionado nuestros impuestos.

Cuando las pensiones se implantaron en España la esperanza de vida era de unos 70 años. Hoy es de más de 83 y dentro de nada será casi de 100. Afortunadamente, la esperanza de vida ha aumentado 40 años en un siglo, pero: ¿Una sociedad puede prescindir de individuos formados y capaces para enviarles al retiro durante 35 años? Posiblemente, se deberá cambiar antes el arraigado concepto negativo que tenemos del trabajo, y convenir que tener a casi la mitad de la población con vacaciones pagadas permanente puede ser apetecible pero insostenible. Trabajar no debiera considerarse algo negativo. Desactivar profesionalmente a una persona no puede considerarse tampoco positivo.

Posiblemente también, al encontrar la solución a las pensiones, daremos con la solución de grandes problemas de la vida laboral: remuneración, horarios, dedicación, conciliación, formación en activo… todo está relacionado. Se debe poder disfrutar mucho más de la vida durante la etapa laboral pero también, debe haber un rendimiento profesional en la etapa de la vejez. La vida es siempre la vida, esté disfrazada de trabajador en activo o de jubilado. Lo importante de la vida es vivirla.

El colectivo de mayores se fundirá perfectamente con el colectivo de cualquier otra edad. Posiblemente, un “Estado del Bienestar” europeo debe procurar de forma clara una “renta básica de supervivencia” para cualquiera que lo necesite, ya tenga 67, 35, 78 o 46 años. No podemos cuantificar y poner fecha de principio y fin a la “vida laboral” porque no podemos poner caducidad a una vida. Un Estado debe garantizar los derechos pero no debería organizar y sesgar el modelo vital de sus ciudadanos, y el cambio de mentalidad de adoptarse cuanto antes.

El problema viene en que nuestros conceptos de trabajo y salario, cuentan con varios siglos de antigüedad, y los de ocio, vacaciones, y jubilación son del siglo pasado. En una era en la que los cambios tecnológicos se producen en periodos de diez años, o incluso menos, regimos nuestra economía en base a criterios vitales y sociales totalmente desfasados.

Por otra parte, la ecología nos enseña que los intereses de los individuos, está intrínsicamente relacionada con la suerte de nuestro planeta. Cualquier problemática social deberá tener en cuenta desde su mismo planteamiento, la sostenibilidad del planeta. El problema de las pensiones también.

El individuo del siglo XXI, vive interconectado y genera información continua. Los productos y servicios no se compran, se comparten. Los procesos productivos no generan residuos para eliminar, si no materia prima para reutilizar. La Economía va a ser circular en todos los ámbitos: en el de las pensiones también.

En todos los campos de la ciencia, somos capaces de llegar a las unidades mínimas de la materia, de la luz, de la información. Comenzamos a saber ensamblar y tejer con átomos y bytes. En el mundo de las pensiones también.

En rigor, una pensión es solamente la reserva de recursos que un individuo puede disponer en una situación no propicia. La “magia” en el mundo de las pensiones consistirá en transformar todos los tipos de recursos que se usan a lo largo de una vida, en renta. Recursos laborales, recursos naturales, recursos intelectuales, recursos sociales, recursos de aprendizaje.

Recordemos las leyes causa-efecto y lo del aleteo de la mariposa y el terremoto. Todo cuenta para el futuro, la teoría se lleva a la práctica con la tecnología personal en la que vivimos: el smarphone todo lo va a medir porque todo cuenta: el trabajo, las compras, los gestos, el consumo y el reciclaje, los puntos de carnet de conducir y el voluntariado en una ONG. La fórmula para afrontar la crisis del sistema de las pensiones, es la misma que la de como solucionar la supervivencia del planeta: una acción sostenida y concertada de todos los individuos. Eso implica aceptar un autocontrol y una medición de actos. Un aumento de las responsabilidades personales con el ecosistema. Ejemplo: si reciclas tendrás mejor pensión que si no reciclas.

Alimentar a todos los habitantes del planeta o establecer una economía circular baja en carbono con fuentes de energía renovables es impensable de conseguir tan solo por el acuerdo de los gobiernos o de las grandes empresas. Tampoco tan sólo con la concienciación o la educación cívica. Es necesario alinear a los ciudadanos del mundo respecto a su comportamiento en cualquier decisión económica diaria (su consumo) y el resto de decisiones cotidianas (en el trabajo, viajes, tiempo libre, deporte, salud…), y eso hasta ahora se reducía a políticas de regulación hacia las empresas y educación para los ciudadanos. Ello es insuficiente, los objetivos se conseguirán mediante políticas de incentivos económicos para los ciudadanos, a través de los premios económicos ofrecidos por las empresas (RSC) y administraciones, en forma de aportación a la pensión.

La mejor manera de predecir el futuro, es crearlo. Nosotros lo hacemos.

José Luis Orós – CEO de Pensumo

José Luis OrósTecnopensiones
read more

Pensumo gana el programa de emprendimiento ‘Lánzate’ en Economía Colaborativa y se beneficia de asesoramiento de líderes de grandes empresas

Pensumo ha ganado el programa de emprendimiento ‘Lánzate’ en Economía Colaborativa, lo que le da derecho a beneficiarse de la asesoría y mentorización de líderes de grandes empresas.

Pensumo puede elegir tres opciones entre este selecto elenco:
En esta edición, contarán con la experiencia de Silvio González, CEO de AtresMedia; Irene Cano, Country Manager Iberia de Facebook; María Valenzuela, Senior Vice President de Sony Pictures Television; José Antonio López, CEO de Ericsson; Rodrigo del Prado, Director General de BQ; Pilar López, CEO de Microsoft Ibérica; Marta Martínez, Presidenta de IBM España; Helena Herrero, Presidenta de Hewlett Packard; Almudena Román, Directora General de ING DIRECT; y Laurent Paillassot, CEO de Orange España.

  • Pensumo: app gratuita en la que el usuario es beneficiario de un plan de ahorro en el que comercios y partners aportan dinero cada vez que compra, recicla o corre, por ejemplo (provincia: Zaragoza). Área temática: economía colaborativa.

En esta segunda edición de “Lánzate” se han presentado un total de 128 candidaturas, lo que supone un incremento del 42% en la participación respecto a la edición anterior.

El jurado ha destacado aquellas ideas de negocio más innovadoras y prometedoras en el entorno de la nueva economía digital global de entre las 20 finalistas.

El programa de emprendimiento “Lánzate” cuenta con la colaboración de CEOE, la Fundación COTEC para la Innovación, el Ayuntamiento de Madrid, las Cámara de Comercio de Valencia, Andalucía Emprende, la Asociación Española de Economía Digital (Adigital), la empresa pública ENISA (dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de la Dirección General de Industria y de la Pyme), DigitalES, I2cat, Fundación MWC, la Universidad Politécnica de Valencia y los Espacios Coworking ‘Go2Work’ de EOI cofinanciados por Fondo Social Europeo.

Si quieres saber más sobre el programa “Lánzate”pincha para ver el vídeo.

Mariano GistaínPensumo gana el programa de emprendimiento ‘Lánzate’ en Economía Colaborativa y se beneficia de asesoramiento de líderes de grandes empresas
read more

El primer paso del reciclaje es fabricar juguetes en casa

Coche con tape de yogur

Me acuerdo del reciclaje antiguo: corral con gallinas a donde se arrojaba la basura orgánica, otra no había. Me acuerdo de la fascinación del plástico, los colores, la textura… mi padre compró una funda de plástico para el teléfono, que era negro, todos eran negros. La funda era preciosa, amarilla, anaranjada, carioca, como los taxis de Nueva York.

El plástico fue lo más. Y ahora se nos ha ido de las manos. La forma inequívoca de describir un ser humano a un extraterrestre es: alguien que va con una bolsa de plástico… o dos. De todas formas, a pesar del horror que produce esta sobredosis, me sigue fascinando la voluptuosidad y la exuberancia de la civilización del plástico. Se llena el cubo en diez minutos, y para nada. Pero las formas son fastuosas: El más humilde envase tiene más curvas que un fórmula uno. Es la fascinación del horror.

Sabemos que tenemos que parar esto, pero no sabemos cómo. Quizá la ciencia ha de inventar otro material más barato, más maleable, y más bonito. Que sea biodegradable o algo así. Quizá los próximos envases sean de piel humana, sintética, claro.

Las abuelas estaban abrumadas por esta saturación del plástico, el cartón y sus derivados, ellas fueron las primeras que empezaron a innovar en un primitivo reciclaje. He visto a señoras hacer paquetes con la basura y comprimirlos dentro de medio cartón de leche. Cortaban la caja por la mitad y tenían dos cajitas para rellenar. Paquetes en el cubo. Las bolsas, durante años, eran sagradas. Y en ciertas casas aún lo son. Hay personas mayores que las aprovechan varias veces, las vacían en otras bolsas más grandes, en sacos… Que luego son inmanejables. Reutilizar la bolsa es quizá una forma primitiva de pre-reciclaje.

Lo más exuberante (“la exiuberancia irracional de los mercados”, fabuloso poema de Alan Greenspan) fue la llegada del papel de aluminio. ¡Dios bendito! Esa lámina de papel… metálica… parecía recién llegada de aquellas misiones del Apollo, de la epopeya espacial. ¡Y aun hay quién duda del viaje a la luna! Bastaba con ver en cada casa, en el cajón de la cocina, un rollo de papel albal para comprender que la civilización avanzaba. Ahora el rollo de aluminio es trivial, pero hubo unos años en que era auténtica magia caída de la NASA:

Luego supimos que había industrias atroces, como Inquinosa, que envenenaban el mundo entero. Y ahora no podemos comernos un trozo de rape sin sospechar del maldito mercurio, aluminio, lo que llevara dentro ese pobre pez. El papel de aluminio permite jugar a millones de cosas: hacer una bola, construir un golem (un hombrecillo), un avión, un coche… un mundo.

Ahora pensamos, o deberíamos pensar, ¿cuántos litros de agua se han invertido para alisar este rollo de metal? ¿Cuánta energía?

Hasta el humilde cilindro que sostiene el papel higiénico sirve para hacer un moñaco sensacional, basta con darle cuatro cortes y pintarle unos mofletes. ¿Y el rollo de papel de cocina? ¿Podríamos vivir sin él? El rollo lo dejaremos para otro día.

En todo caso, como conclusión de estas nostalgias emponzoñadas por el futuro, la idea de que el primer reciclaje puede ser aprovechar plásticos, cartones y latas para fabricar juguetes, flexos, moñacos y toda clase de artilugios fantásticos. La tapa de ciertos yogures, la más recia, da para hacer cualquier cosa, es maleable pero aguanta. Soy un poco Diógenes. Todo ese desperdicio tiene su valor.

Como se aprecia, la carrocería todavía no tiene motor, es chasis autoportante… pero sí tiene ejes.
Mariano GistaínEl primer paso del reciclaje es fabricar juguetes en casa
read more

Nueva forma de hacer amigos: reciclar con Pensumo

Reciclo sin darme cuenta, de forma natural (¿?). Los envases y las cajas diversas –¡cuántas cajas!– se juntan solas, por afinidad, por tamaños y, a veces, por categorías.

Si dejas que las cosas decidan, ellas mismas se juntan: no puedes meter en la basura genérica una botella, no encaja. Ni una caja… ¡tampoco encaja!

A veces hago trampas: una botella de plástico que ha quedado sola, pobrecilla, la estrujo y le atornillo el tape.. y la meto furtivamente en la bolsa general. No sin mala conciencia. En segundo plano pienso: ¿qué harán con esta bolsa que lleva un polizón dentro?

El tiempo y el espacio compiten con el reciclado. Por eso se supone que los ricos reciclan más: más tiempo, más espacio. ¡Grandes cocinas llenas de contenedores, cubos de colores! Pero esto, claro, esto es una suposición de pobres. Bill Gates es muy austero y confiesa que le gusta fregar los platos. Se relaja,  piensa… y ahorra energía.

Luego está la paranoia de las bolsas, las islas de plástico, el saber que llevamos microplásticos en la sangre… según los análisis publicados somos plástico. Y los peces. 

En parte el esfuerzo esfuerzo de reciclar se recupera porque es un tema de sobremesa bastante bueno, un tema de intensidad baja-media, aunque todo se puede complicar, ya no hay temas fáciles. Quizá por eso mismo, o por falta de tiempo, no hay casi sobremesas.

A lo mejor la falta de temas amenos se debe a que no hay sobremesas y a que no hay tiempo (los factores de esta triada se pueden combinar, que siempre sale lo mismo).

Para reciclar, como para todo, hace falta un estímulo. Y eso es lo que ha inventado Pensumo, que no hace más que inventar cosas nuevas, servicios y juegos de futuro.

Pensumo es una fábrica de inventos ligeros, con una app, un móvil, se puede enredar de mil maneras. Pensumo incentiva el reciclaje. Te haces una foto con la app ante el contenedor y obtienes un poco de futuro. Es un microestímulo que además da mucho que hablar: además del incentivo ¡el reciPensumo es un contenido de calidad! Algo que haces para ti y para el planeta, tan remoto, tan cercano.  

La experiencia de reciclar con Pensumo sirve para hacer amigos. No tanto como pasear el perro, que es la fórmula top para conocer gente en vivo, pero sí lo suficiente como para una primera toma de contacto. Pronto habrá parejas que se conocieron reciclando.

La verdad es que reciclar es aburrido, y nadie se cree nada. El escepticismo y los hackers rusos han minado la ingenua expectativa en la basura ordenada de origen (aunque cada vez se recicla más, según el informe de la empresa líder del sector).

Entre eso y la devastación general de las pensiones y de todo lo demás, que te ingresen por reciclar –y por correr, y por leer, y por comprar, etc– es un aliciente: haces amigos en un lugar hasta ahora hostil –¡el contenedor!– y sumas.

El bloque de containers hasta ahora era un lugar hosco, de visita rápida y furtiva: ahora es un sitio amable donde hacerse selfis y hacer…amigos. La vida social de proximidad, tan limitada por las prisas y el agobio,puede ser la gran beneficiada del reciclaje pensumístico. Clic.

Mariano GistaínNueva forma de hacer amigos: reciclar con Pensumo
read more

José Luis Orós, CEO de Pensumo, finalista de los Premios ‘Personaje Social del Año 2018’ de ‘Compromiso Empresarial’

José Luis Orós, CEO de Pensumo, ha sido finalista de los premios ‘Personaje Social del Año 2018’ de ‘Compromiso Empresarial’ “por crear un sistema innovador de ahorro personal a través de las compras que sirve de complemento para la pensión de jubilación”.

La ganadora del premio Personaje Social del Año 2018 ha sido Patricia Suárez, defensora de usuarios de banca, una función que compete, en primer lugar, a las propias entidades financieras y, en segundo, al principal organismo regulador: el Banco de España.

Según su propia web, la revista Compromiso Empresarial, “editada por la Fundación Compromiso y Transparencia, surgió en España en junio de 2005 impulsada por un grupo de profesionales con la finalidad de difundir las mejores prácticas, análisis y tendencias sobre iniciativas relacionadas con la innovación social.

La intención que animó la creación de la revista fue servir de intercambio de ideas y puente de unión entre el compromiso característico del sector social y la eficacia probada del sector empresarial, con la firme convicción de que lo que hoy se requiere precisamente es compromiso empresarial, o lo que es lo mismo, un esfuerzo colectivo por acompañar las buenas intenciones con resultados concretos y duraderos, que contribuyan a elevar la dignidad de vida de miles de millones de personas.”

“La Fundación Compromiso y Transparencia (antes Fundación Compromiso Empresarial) –según explica en su web– se constituyó en el año 2007 por un grupo de profesionales procedentes del mundo de la empresa, la academia y el sector no lucrativo para impulsar el buen gobierno, la transparencia, la rendición de cuentas y el impacto social de las instituciones.”

Los finalistas

Suárez ha destacado como Personaje Social del Año 2018 entre las cerca de 40 candidaturas enviadas por los lectores de Compromiso Empresarial.

Son muchas las personas que dedican su día a día a solucionar problemas sociales y a mejorar el mundo en el que vivimos. Entre ellos, los otros cinco finalistas de esta convocatoria, que han sido:

  • Sara Giménez, directora del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación de la Fundación Secretariado Gitano (FSG), nombrada este año como representante del Gobierno de España en la Agencia de Derechos Humanos del Consejo de Europa.
  • Antonio Espinosa, CEO de Auara, por liderar la primera empresa 100% social que a través de la venta de agua mineral realiza proyectos de acceso a agua potable en países en vías de desarrollo.
  • Xavier Pont, cofundador y CEO de Ship2B, por liderar el crecimiento del sector de la inversión de impacto en España, que este año está viviendo un punto de inflexión.
  • José Luis Orós, CEO de Pensumo, por crear un sistema innovador de ahorro personal a través de las compras que sirve de complemento para la pensión de jubilación.
  • Juan del Cerro, director de Disruptivo.tv y de Socialab México, por liderar un sistema de emprendimiento social que impulsa a las personas a generar un alto.

Enlace al artículo completo del Premio en la revista Compromiso Empresarial

Mariano GistaínJosé Luis Orós, CEO de Pensumo, finalista de los Premios ‘Personaje Social del Año 2018’ de ‘Compromiso Empresarial’
read more

Pensumo en ‘Heraldo de Aragón’: “Reciclar en La Almozara tiene premio para el bolsillo”

Heraldo de Aragón ha publicado un reportaje de Leye Ruiz sobre la iniciativa que Pensumo ha puesto en marcha en el barrio zaragozano de La Almozara: “La ‘startup’ aragonesa Pensumo ha puesto en marcha un proyecto piloto con el que los vecinos de este barrio zaragozano pueden ganar unos euros para sus pensiones mediante el reciclaje.” En este enlace se puede acceder al artículo completo, que reproducimos también aquí.

Reciclar la basura supone grandes beneficios para el medio ambiente, permite reducir la contaminación y ayuda a preservar los recursos naturales. Pero en el zaragozano barrio de La Almozara, el planeta no es el único que sale bien parado con la separación de desechos: los bolsillos de los ciudadanos también crecen cada vez que tiran los envases de plástico y las latas al contenedor amarillo.

‘La Almozara recicla’ es un proyecto piloto puesto en marcha por la ‘startup’ aragonesa Pensumo y que permite a los vecinos del barrio sumar en un plan de ahorro garantizado y pensado para complementar su jubilación. Todo ello de manera gratuita y con la simple ayuda de un ‘smartphone’.Lo que se busca con la iniciativa es demostrar que el reciclaje puede aumentar si es incentivado, como ya ocurre en otros países europeos o comunidades”, explica Nacho Forastieri, responsable de marketing y expansión de Pensumo.

El programa se puso en marcha a principios del mes de noviembre y, transcurrido un mes desde su implantación, sus responsables aseguran que “está funcionando muy bien”. “Ya hemos registrado alrededor de doscientas altas”, apunta Forastieri.

Cómo sumarse al reto

El proceso para sumarse al proyecto es sencillo. Los vecinos tienen que descargar la aplicación de Pensumo de manera gratuita, lo que les generará de manera automática un plan de ahorro garantizado y gestionado por Allianz en el que acumular sus ganancias. Después, solo tienen que hacerse una foto en el momento del reciclado con la ‘app’ y esperar a que la tecnología ‘machine learning’ la identifique para que el dinero llegue a sus cuentas.

Descargar la aplicación y darse de alta como usuario generará un euro en la cuenta de ahorro del participante, igual que el primer reciclado. El reciclaje de botellas de plástico en el contenedor amarillo supondrá una ganancia de 0’06 euros para el usuario y el de latas otros 0’6 euros. No obstante, los incentivos son limitados; la ganancia máxima por persona y día es de 12 céntimos, es decir, 3,50 euros al mes y un total de 12,5 euros durante la prueba piloto. “Todas estas cantidades van a parar a una póliza de ahorros que genera una rentabilidad”, explica el CEO de Pensumo. Quienes aún no la hayan probado, todavía están a tiempo, ya que la prueba piloto finaliza en febrero de 2019.

La elección de La Almozara para poner en marcha el proyecto no fue casual, sino que fue escogida por el número y el perfil de sus habitantes y el sistema de recogida. “Buscábamos una zona con una población de unos 20.000 habitantes. Además estamos en el edificio CIEM, conocemos el sitio y queríamos hacerlo en un barrio tradicional”, apunta Forastieri.

Incredulidad entre los vecinos

La iniciativa, que ha sido bien acogida por los residentes, genera a su vez muchas dudas entre quienes oyen hablar de ella por primera vez. “La gente se sorprende mucho cuando les contamos en qué consiste. Nos preguntan que dónde está la letra pequeña”, bromean desde Pensumo.

“Las aportaciones a través de Pensumo no suponen ningún gasto al usuario”, asegura Forastieri, que reconoce que es una de las cuestiones que más les cuesta transmitir a la ciudadanía. “En ningún momento pedimos números de cuentas bancarias, solo cuando el usuario quiere transferir el dinero que tiene acumulado en su póliza”, explica. Además, Forastieri recuerda que los usuarios no solo pueden contribuir a su pensión mediante el reciclaje, sino también con sus compras diarias en comercios tanto físicos como online, desplanzándose en bici o haciendo deporte.

Pensumo ha sido incluida en el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, lo que le ha permitido obtener fondos para desarrollar su plataforma.

_______

Gracias a Heraldo de Aragón y a Leyre Ruiz por este completo reportaje.

 

Mariano GistaínPensumo en ‘Heraldo de Aragón’: “Reciclar en La Almozara tiene premio para el bolsillo”
read more

José Luis Orós, CEO de Pensumo, entrevistado en ‘El Economista’: “No somos una alternativa al sistema de pensiones pero si un complemento”

Begoña Ortega entrevista a José Luis Orós, CEO de Pensumo.com, en El Economista. La entrevista es exclusiva para suscriptores. Aquí está la imagen.

Mariano GistaínJosé Luis Orós, CEO de Pensumo, entrevistado en ‘El Economista’: “No somos una alternativa al sistema de pensiones pero si un complemento”
read more

La ministra Reyes Maroto acepta la invitación por tuit y visita el stand de Pensumo en Madrid Retail Congress

Reyes Maroto, ministra de de Industria, Comercio y Turismo  ha visitado el stand de Pensumo en @MadridRetailCon gracias al poder de las redes sociales, que demuestran su utilidad. Y al poder de la simpatía. Al coincidir la ponencia de la ministra con la presentación de Pensumo, tuitearon la siguiente invitación:

Y la ministra @MarotoReyes pasó por el stand de Pensumo… ¡Gracias!

Mariano GistaínLa ministra Reyes Maroto acepta la invitación por tuit y visita el stand de Pensumo en Madrid Retail Congress
read more

Éxito de la Primera Carrera del Ahorro Pensumo con 356 participantes

En la mañana del domingo 28 de octubre se ha celebrado la primera edición de la nueva Carrera del Ahorro, prueba de 5 kms en ruta patrocinada por la empresa Pensumo y organizada por el Club Atletismo Olimpo con el apoyo de Zaragoza Deporte y la Federación Aragonesa de Atletismo.
Con una participación de 356 participantes entre la carrera presencial y la virtual, por tratarse de una prueba con un concepto totalmente innovador, se ha dado un primer paso con el deseo de dar continuidad a un evento con grandes posibilidades de futuro.
Pensumo ha premiado a razón de 0,5€ por kilómetro recorrido a cada uno de los usuarios participantes inscritos que se dieron de alta en el sistema a través de la APP y han compartido su carrera a través de cualquiera de los softwares de medición de carreras que hay en el mercado. Ese incentivo económico, que puede tener continuidad en el tiempo, se ingresa en una póliza de Ahorro garantizada, de la cual es beneficiario el usuario, y que aumenta también al realizar otras actividades como compras, reciclaje, consumo cultural..
En la categoría masculina se impuso con bastante solvencia el granadino José Lizana, estudiante de medicina en Zaragoza y recientemente incorporado a las filas del Zenit Twinner zaragozano. La segunda posición la ocupó Daniel Forcén de Monzón (Huesca) y la tercera Jorge Hernández. Entre las chicas, la mejor fue Yolanda Gomez. La acompañaron en el podium Marina Sánchez y Adrielle Roza.
 
Se terminó con la preceptiva entrega de trofeos y un sorteo de regalos (10 cheques regalo Amazon).
También se celebró la CARRERA VIRTUAL en la que cualquier participante desde cualquier parte del mundo puede acreditar su participación a través de una aplicación creada por Pensumo que se puede descargar a cualquier dispositivo móvil de running con GPS y de esa forma sumar sus kilómetros en la aplicación Pensumo.
En resumen, se dio un primer paso para implantar esta innovadora carrera que ofrece deporte a unos, previsión a otros y diversión a todos.
Toda la actividad se desarrolló a la perfección, con absoluta puntualidad y sin ningún incidente, por lo que la Organización trabaja ya en la próxima edición.

Ver todas las fotos de la I Carrera del Ahorro Pensumo

 

Mariano GistaínÉxito de la Primera Carrera del Ahorro Pensumo con 356 participantes
read more

El secretario de Estado reconoce que el sistema de pensiones aguantará diez años… ¿Y después? Pensumo aporta nuevas ideas… para HOY

El secretario de Estado para la Seguridad Social reconoce que el sistema agoniza, este artículo sugiere ampliar el “botiquín” de las propuestas clásicas y considerar nuevas ideas para complementar la pensión, como la start-up Pensumo, que incentiva el ahorro por consumir, por reciclar, por leer, por buenas acciones sociales… hasta por correr.

El secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granado, ha dicho que el sistema de pensiones “tiene arreglo para los próximos diez años”.

Al fin alguien del mundo oficial, una autoridad del Estado, reconoce que el sistema no da más de sí. El secretario ha sido optimista: ¡Diez años!

En el mismo acto, el mismo secretario de Estado criticó al anterior gobierno, el de Mariano Rajoy, por haber vaciado la hucha de las pensiones: “se ha comido 75.000 millones del Fondo de Reserva”.

Luego expresó su confianza en que este año “se intente llegar al menor déficit posible”, y alabó la labor del Pacto de Toledo en respuesta a la opinión del catedrático de Economía Guillem López-Casasnovas, quien dijo, respecto a la sostenibilidad del sistema de pensiones, que “La magnitud del problema es tan grande que dejarlo al debate del Pacto de Toledo me parece muy atrevido”

Estas declaraciones se produjeron en la presentación del estudio Las pensiones en España, dirigido por López-Casasnovas y editado por el Consejo General de Economistas. La frase del secretario Octavio Granado –”tiene arreglo para los próximos diez años”– expresaba más un deseo que una realidad.

Aun así, es la primera vez que un representante del ejecutivo, de cualquiera de ellos, dice que el rey está desnudo. La frase se puede traducir así:

Yendo bien aguantamos diez años.

¿Y después?

Algunos datos de Las pensiones en España (página 5 del informe):

El sistema público de pensiones presentó en 2017 un déficit de cerca de 19 mil millones de euros (unos mil euros anuales por afiliado a la Seguridad Social).

  • España cerró 2017 con 2,2 cotizantes por cada pensionista.
  • La Comisión Europea estima que, durante las próximas décadas, el número de pensiones aumentará desde los 9,6 millones actuales hasta unos 15 millones a mediados de siglo.
  • En menos de 30 años –a pesar de conseguir el pleno empleo– prácticamente tendremos un jubilado por cada trabajador.
  • Dado que para mantener pensiones similares a las actuales (en relación al salario medio) se necesitan en torno a 2,4 empleos por pensionista, para financiar 6 millones de pensionistas más se necesitarán casi 14,5 millones de empleos adicionales. Esto supone que de aquí al 2050 casi se duplique el número de empleos, pasando de algo más 18 millones a casi 35 millones.

El “botiquín” que propone al final del estudio-encuesta Guillem lópez-Casasnovas es:

“El sistema de pensiones español en su actual configuración no tiene arreglo. (…) Del botiquín lo vamos a necesitar todo: tocar algo las contribuciones, calibrar algo más los beneficios (niveles), las tasas de crecimiento (reglas de actualización), utilizar impuestos para afinar pensiones netas, favorecer nuevos entrantes cotizantes en situaciones muy dispares, rehacer jubilaciones anticipadas –nunca más que actuarialmente justas y a menudo a acompañar con penalización y no con apoyos–, condiciones de elegibilidad de beneficios más restrictivas, tantear variaciones en los períodos de cómputo, incentivos ad hoc con las coyunturas de cada momento en la combinación de pensiones y salarios, modificar la edad de retiro (ligándola a la esperanza de vida), ajustes generales adicionales de reglas a disponibilidades, favorecer contribuciones individuales para suplementos, créditos desde los presupuestos generales para cubrir desde el sistema de pensiones políticas no estrictamente contributivas, etc.”

En las Conclusiones el director del estudio menciona el cortoplacismo político, la incapacidad del Pacto de Toledo (que repitió en la presentación) y el debate ideológico de fondo: si las pensiones son un derecho del Estado del Bienestar o cada cual que se busque la vida como pueda.

Y este es el último párrafo:

“Con las posibilidades de ahorro de muchos de nuestros jóvenes, pensar en suplementos personales a pensiones es ignorar las colas de distribución de rentas, muy por debajo de las propias rentas de substitución medias de los pensionistas actuales. Y que aún hoy algunas cotizaciones se pierdan por no contar con un mínimo de años, en detrimento de mínimos de proporcionalidad contributiva, no deja de ser una invitación a la economía sumergida. Una reforma de talla única sería poco eficiente e injusta en cualquier caso.”

El estudio refleja muy bien todos los aspectos del asunto, siempre dentro de las coordenadas de economía política.

La cuestión es que si hasta el secretario de Estado reconoce que el sistema de pensiones le quedan diez años (más como un deseo de político estrenando cargo –repitiendo cargo, ya que tuvo el mismo entre 2004 y 2011– que como una evidencia), es que quizá falta un poco de imaginación.

Es decir, que a lo mejor habría que reconocer que las recetas estándar de la economía política –el “botiquín” citado arriba– no agotan las posibilidades de la realidad.

Por ello sería útil reconocer e incentivar otras propuestas alternativas, complementarias, que surgen de la imaginación y la capacidad creativa de la propia sociedad y sus start-ups. El sector fintech está en ebullición y existen ideas que pueden abrir los horizontes. Todo el mundo está volcado con la digitalización, el último testimonio, estas frases del presidente saliente del BBVA, Francisco González, cuyo objetivo estratégico ha sido:

“la transformación de un banco convencional en una compañía digital global”

“Hoy, en España, el 27% de los clientes nuevos vienen ya por la vía digital. ¿Por qué vamos a comprar un banco físico?”

“El proyecto del banco es la transformación. Y lo que se está haciendo aquí: casi un 40% de las ventas totales del Grupo son digitales, casi el 50% de los clientes son ya digitales, y muchos otros avances impresionantes… Estamos poniendo a todo al banco a trabajar con metodologías Agile. Ya hay varios miles de personas trabajando en Agile y lo vamos a extender a los más de 130.000 empleados. “

En este vuelco global surgen propuestas digitales que aportan luz y nueva ideas al tema de las pensiones, como la start-up Pensumo, que ofrece a cada persona la posibilidad de complementar su plan de pensiones con dinero que se aporta de mil maneras diferentes, con el único límite de la imaginación: por la compra diaria, por hacer buenas acciones sociales, por hacer deporte, por reciclar, por voluntariado… Y todo con una app que se maneja desde el móvil.

La unión Europea ha visto la viabilidad y la potencia social de esta iniciativa y la apoya en su programa 2020. Si la idea de Pensumo, que ya cuenta con más de 3.800 usuarios-pensumistas que ahorran gesto a gesto para el futuro, se dimensiona a nivel global, es una revolución porque cualquier acto útil para la sociedad puede ser premiado con ahorro.

Pensión por consumo es solo una muestra de las posibilidades de la imaginación y de la digitalización funcionando en la práctica. Con unas cuantas ideas así, el moribundo sistema de pensiones tendría respiración asistida y una mejor esperanza de vida.

La próxima aventura que sugiere Pensumo, ya en este mes de octubre, es cobrar por correr: https://carreradelahorro.es/

ENLACES

La noticia en Cinco Días: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/09/26/midinero/1537969562_990066.html

Las pensiones en España”, pdf. Consejo General de Economistas

Entrevista en El Mundo a Francisco González, presidente saliente del BBVA.:

 

 

Mariano GistaínEl secretario de Estado reconoce que el sistema de pensiones aguantará diez años… ¿Y después? Pensumo aporta nuevas ideas… para HOY
read more